Invento Destacado

Estación de Aislamiento y Bloqueo Múltiple
Optimiza los procesos de aislamiento y bloqueo de energías
 

imagen

Invento Destacado

Invento Destacado

Porta Discos Duros

Porta Discos Duros

Destacado

afiche-pequeno-177x300

Proyecto Productos desde el Fin del Mundo: Sueldo mínimo de un millón de pesos para Chile

En Estados Unidos la industria del telemarketing está completamente desarrollada y el líder es el canal de televisión por cable QVC.

A modo de graficar el tamaño del negocio que mueve este canal, sus cifras indican que sus clientes son más de 80 millones de familias y han llegado a vender más de 280 000 unidades diarias de un producto (*)

Otro detalle interesante, es que los productos que llegan a pantalla no son necesariamente sofisticados o útiles, pero sí innovadores: Por ejemplo se vendieron millones de unidades de un artículo llamado “la piedra mascota” y lo mismo ocurrió con otro llamado “el hombre invisible”.

Este indica que el ciudadano norteamericano tiene absolutamente incorporado en su cultura el consumo, ya que su economía se mueve de esta forma y disponen de los ingresos para destinar permanentemente recursos a este ítem.

Por otra parte, existen experiencias de algunos empresarios nacionales que han utilizado telemarketing en Estados Unidos para comercializar sus productos y que han estado a punto de fracasar, aunque se ha debido a las desproporcionadas magnitudes de los pedidos que genera ese inmenso mercado. (*)(*)

Considerando todo lo anterior, nace la idea de desarrollar el país de una forma alternativa, inédita, simple, rápida y económica:

Posibilitemos que las pymes chilenas puedan vender directamente al público norteamericano productos innovadores aportados por los inventores nacionales, a través de una señal televisiva en formato telemarketing . La tecnología actual permite transmitir desde Chile.

Simultáneamente, se puede ofrecer a través de la misma señal, paquetes de turismo receptivo, con lo que la industria turística nacional tendría un enorme impulso y crecimiento. Todo complementado con su correspondiente sitio web y venta electrónica a través de Internet. Hemos llamado a este proyecto Productos desde el Fin del Mundo. Se requiere apoyo para que el público norteamericano sepa de la existencia de estos canales y los sintonice, tanto en la televisión como en Internet.

Esta sería la primera etapa o piloto; Luego la señal televisiva se extendería a Canadá, Europa, Asia y Oceanía.

Cada invento comercializado generaría miles de empleos debido a las magnitudes de los pedidos de esos mercados gigantes y los trabajadores chilenos podrían ganar muy buenos sueldos, como mínimo un millón líquido de acuerdo a nuestras estimaciones más conservadoras, debido a la diferencia monetaria (se fabrica con costo en pesos y se vende en dólares, euros o libras). Debido a que no somos muchos habitantes, rápidamente podemos llegar al pleno empleo. Para este proyecto, el tener pocos habitantes es una ventaja.

Y con mejores sueldos se abre el acceso a mejor salud, educación, mejores pensiones, cultura, vivienda alimentación, se elimina la delincuencia y la pobreza. El estado percibe mayores ingresos. Nos convertimos rápidamente en un país desarrollado y dejamos de depender de los recursos naturales no renovables.

El Senador Fernando Flores lanzó hace poco una idea similar, pero centrada en producir ciencia y tecnología en Chile a costo en pesos y venderla en dólares en el mundo desarrollado. El problema es que deben pasar generaciones para disponer de la masa crítica de investigadores y científicos que puedan hacer esto y que logren cambiar su mentalidad de “publicar papers” por la de “patentar y licenciar para el mercado”.

Estimamos que el proyecto definitivo demoraría 30 meses en implementarse para Estados Unidos y que la inversión inicial es de US$ 5 millones. Luego el canal debería autofinanciarse y a la vez financiar las sucesivas etapas hacia el resto del mundo.

Contamos con la base requerida de inventos (tenemos miles), muchos de ellos ya probados exitosamente en el mercado. El Club de Inventores se transformará en una Centro Tecnológico de producción de Inventos.

En Chile la creatividad se ha acumulado por generaciones debido a la doble condición de país aislado y remoto; Se ha debido recurrir al ingenio durante siglos para resolver los problemas en este apartado rincón del mundo.

A modo de ejemplo, Taiwán basa su economía en la exportación de productos y tecnologías desarrolladas permanentemente por sus inventores, quienes trabajan directamente para el Estado, desde sus casas, aportando al menos dos inventos mensuales. Taiwán, sin disponer de recursos naturales logra un PIB que triplica el nuestro. Estados Unidos se fundó y forjó en base a un grupo de inventores (Franklin, Jefferson, Edison, Tesla, Westinghouse, Ford, los hermanos Wrigth, Bell, Morse, etc) y han seguido aplicando la misma receta: El 80% de las solicitudes de patentes de invención corresponden a ciudadanos independientes. Sólo el 20% corresponde a instituciones y empresas. Así, de inventores independientes nació por ejemplo, el computador que te permite leer este correo.

El proyecto Productos desde el Fin del Mundo está protegido bajo la inscripción Nº 60488 del 14 de abril de 2003 en el Departamento de Propiedad Intelectual.

Se ha presentado a tres administraciones (Lagos, Bachelet y Piñera) recibiendo calurosas felicitaciones y reconocimientos, pero en concreto, cero apoyo. Los políticos no están interesados en el desarrollo del país; Los inventores Sí. Por lo tanto, este proyecto debemos hacerlo nosotros.

Ernesto Ramírez

Director

Club de Inventores

(*) Muñeca Multilingüe

(*)(*) Rosa Mosqueta, Empresa Coasin, Empresario Carlos Amín

Curso

Untitled-1

Empresas Asociadas

logos copy